Cambio y transformación

Escrito por Ariel Garófalo

Vemos como una constante que se repite en el dise ño de periódicos, que todos ellos buscan un modelo a seguir, un ideal a alcanzar, casi siempre un ideal de otro, que genera normas universales, cuyos fundamentos no se discuten, sino que se adoptan.
Este modelo no siempre está sintonía con la realidad de cada periódico ni de cada lector, y por ende constituye una quimera que nunca es alcanzada, puesto que no está hecha para tal fin. El modelo no se introduce en la realidad del medio, sino que la realidad debe introducirse en el mismo, por lo que constituye un modelo impuesto, un cambio estético en detrimento de la personalidad del producto, cuyo fin es solamente una nueva forma (en muchos casos vemos periódicos pertenecientes a culturas totalmente diferentes que son calcados), pero nunca será una transformación eficiente, porque su estrategia es débil, es solamente un cambio formal para ensalzarse en una llamarada que pronto se apagará.

El punto es cuestionar las fórmulas de éxito y hacer un análisis minucioso de cómo es que se ha llegado a estar en la situación actual, no apostar a un mero cambio de la realidad a partir de un modelo referencial y ruidoso que sin duda seducirá el ego, pero luego una vez pasado el efecto se desplomará sobre sí mismo.
La clave está entonces en no atarse a un ideal y buscar un proceso de transformación a partir de la comprensión de nuestras bases y de nuestra realidad .
Al trabajar sobre un proceso de transformación se podrá explorar el potencial propio y aprovechar con naturalidad su desarrollo, a diferencia de un modelo duro que impone desplegar una fuerza que no siempre condice con las capacidades. Al desarrollarse sobre el propio potencial nuestras acciones serán naturalmente eficientes.


Facebook Twitter